Cinefilia

Chaplin y sus cortometrajes

El nombre de Charles Chaplin es imposible de evadir para quienes gustan del Cine. Fue un verdadero rey en la época silente y continuó generando éxitos posterior a esta era. Director, guionista, actor, productor y creador de la música de sus películas, pocos se pueden igualar en polifuncionalidad y creatividad. Un ícono del celuloide.

Chaplin nació en Londres, Inglaterra, el 16 de abril de 1889, como muchos saben tuvo padres artistas aunque tuvo una infancia sumida en la pobreza. Chaplin llegó a la comedia muy joven y fue evolucionando hasta saltar del teatro al cine en USA. Entró como actor, pero rápidamente aprendió la técnica y el lenguaje cinematográfico lo que le permitió comenzar a tomar decisiones creativas en el set. Muere en Suiza el 25 de diciembre de 1977 luego de vivir en innumerables polémicas por líos de faldas y asuntos políticos en USA.

Sus primeros trabajos fueron en la compañía Keystone donde se hizo destacar, luego ya conocido como Charlot hizo películas para Essanay, luego fue contratado por la Mutual Film y después hizo trabajos para la First National. Vendría entonces la fundación de United Artists y su trabajo en su propio estudio en Hollywood donde se daría el tiempo necesario para terminar sus minuciosos trabajos que lo llevarían a la inmortalidad.

Para quienes quieran conocer más de la vida del comediante existen innumerables libros y documentales, además de la película de ficción “Chaplin” (1992) basada en sus memorias, dirigida por Richard Attenborough y protagonizada por un joven Robert Downey Jr. Recomendamos el documental “Charlie: The Life and Art of Charles Chaplin” (2003) de Richard Schickel.

Antes de revisar la selección de cortometrajes que hemos escogido, les invitamos también a revisar sus grandes películas, quienes se mantienen incólumes en el tiempo: “The kid” (1921), “The gold rush” (1925), “The circus” (1928), “City lights” (1931), “Modern times” (1936), “The great dictator” (1940), “Monsieur Verdoux” (1947) y “Limelight” (1952).

A continuación una revisión de sus más relevantes cortometrajes, ya sea como actor o director, luego de revisar toda su obra que incluye decenas de trabajos desde 1914 a 1923. Ojo que prácticamente todo su trabajo se encuentra online de manera gratuita.

Disfruten del maestro.

Kid Auto Races at Venice (1914)

Ya en su segundo trabajo como actor, fue la primera ocasión en que aparece con su vestuario de vagabundo. Es un film curioso que marcaría lo que sería la dinámica de sus trabajos: Chaplin robando cámara para mostrar sus aptitudes cómicas. Es muy simple pero sigue siendo gracioso. Es una especie de primer Borat.

 

Mabel’s Married Life (1914)

Un par de situaciones muy básicas, pero que resumen de buena manera lo que el personaje de Chaplin provocaba con su sobrero y bastón, bueno pa’l trago y de actitud pendenciera. La escena final peleando con un muñeco es muy chistosa.

 

The new janitor (1914)

Acá se desarrolla una historia de mayor alcance dramático, todo esto con humor por supuesto. Charlot es un inepto conserje que pasa a convertirse en héroe.

 

The champion (1915)

Ya en Essanay, Charlot se transforma en un boxeador para ganar dinero. El box es un recurso que todos los comediantes físicos han utilizado, y el mismo Chaplín lo vuelve a utilizar de manera brillante en “Luces de la ciudad”. El proceso de selección es muy entretenido y uno se vuelve cómplice del vagabundo, pero la pelea final es un verdadero espectáculo muy bien coreografiado. Acá

 

The Bank (1915)

Una historia similar a la ya mencioanda “The new janitor” aunque comienza a aparecer el toque melancólico que lo hiciera trascender, pasando rápidamente de la comedia al drama y viceversa. El romance no se le da a Charlot a pesar de su nobleza.

 

The floorwalker (1916)

El primer trabajo para la Mutual tiene una escenografía más elaborada, muchos objetos que ayudan a la comicidad del actor. En este caso Charlot es un comprador en una tienda y cambia roles con el supervisor que acaba de asaltar la tienda. Muchos enredos donde destaca la escena de encuentro entre los parecidos personajes y que ambos creen estar frente a un espejo (luego realizada con mayor prolijidad por los hermanos Marx) y las escaleras mecánicas de la tienda que ayudan al caos de cada escena.

 

The fireman (1916)

Con el traje de bombero Chaplin se manda condoro tras condoro para acabar como héroe. La escena donde sube un edificio en llamas para salvar a una mujer está hecha sin dobles y sin seguridad.

One A.M. (1916)

Uno de sus mejores trabajos. Un argumento tan simple y repetido como un borracho adinerado llegando a su casa. Es media hora de Chaplin peleando con los objetos, es muy gracioso, un Sísifo de la comedia.

 

The Count (1916)

Esta vez como un sastre que tiene problemas debido a su torpeza. Lo gracioso es cuando se hace pasar por un conde, la comedia de enredos acaba en una pelea en una pista de hielo donde Chaplin hace gala de su talento como patinador.

 

The Pawnshop (1916)

Una suma de gags en una casa de empeño nos muestran nuevamente la relación cómica de Chaplin y los objetos. Una escena curiosa que contiene este corto es la destrucción de un reloj a martillazos, Charlot se da todo el tiempo para convencernos de que el reloj tiene vida propia.

 

Easy street (1917)

Uno de sus cortos más famosos. Acá el vagabundo se transforma en policía y debe poner paz en un barrio peligroso donde tiene un enfrentamiento con el más malo de los malos. La pelea es una especie de David contra Goliat. Chaplin justiciero.

 

The immigrant (1917)

Este fue otro de sus trabajos famosos y a la vez polémico, al ser Chaplin un extranjero que hablaba de los problemas que sufrían los migrantes al llegar a los Estados Unidos. Muchas escenas geniales como la de las apuestas en el barco o la de la moneda en el bolsillo. Tiene uno de los más bellos finales que hacían predecir la capacidad de emocionar que luego desarrollaría en sus largometrajes.

 

The Pilgrim (1923)

Prácticamente un mediometraje, una historia muy desarrollada al igual que la evolución de su personaje. Un convicto arranca de la cárcel y se hace pasar por un sacerdote. Los límites de lo correcto no están claro, y en general es una obra que trata sobre los límites. El último trabajo que distriuyó First National. Chaplin ya había realizado obras como “The kid”. De aquí en adelante sólo vendrían largometrajes.

Hay muchos otros trabajos rescatables, pero este nos pareció un buen resumen de su crecimiento como artista, sus cortometrajes son su camino de aprendizaje, para entender que el Cine, incluso para los genios, es un oficio que se aprende haciendo y rehaciendo.

Sobre el autor

Butaca Martínez

Cinéfilo sin escapatoria, guionista inencontrable, cronista de tiempo vivo, glazómano compulsivo, recolector y distribuidor de ideas, atento al acontecer del mundo existente entre la feria y el paradero de la micro.