Cinefilia Melomanía

15 escenas musicales en películas que no son musicales

Ya saben: un personaje va caminando por la calle, como si nada, y de pronto comienza a sonar una melodía. El personaje canta, la gente a su alrededor baila y el universo completo se configura en torno a la música. Esas son las cosas que esperamos que sucedan en un musical, pero que a veces, sólo a veces, películas que no son musicales nos sorprenden con este tipo de situaciones y nos dejan con la boca abierta.

Esta lista es de aquellas escenas musicales, que suceden de forma sorpresiva  en una película. Se han dejado fuera escenas musicales que están en algún contexto esperable, como un escenario o una pista de baile, así que no esperen ver el twist de “Pulp Fiction” o el baile de navidad de “Mean Girls”.

15.- Stuck in the middle with you – Baila: Michael Madsen (“Reservoir Dogs”)

Tengo la duda de si está o no fuera de contexto, pues lo que hace Michael Madsen es bailar lo que suena en la radio, pero obviamente no deja de ser un baile memorable, por lo que, pese a las dudas, se ganó su puesto en este ranking.

14.- You don’t own me – Cantan y Bailan: Bette Midler, Diane Keaton y Goldie Hawn (“The first wife club”)

Muchas películas terminan con algún final musical. Esta le incluye el canto y baile de una canción despechada.

13.- From nothing to nowhere – Bailan: El cast de “The Breakfast Club”

Poner a personajes a bailar en distintas situaciones fue un clásico del cine de lo 80’s y obviamente todos recuerdan escenas de este estilo. Pero esta de “Breakfast club” es un poco más sorprendente que otras, pues parece casi un video musical en medio de la emblemática película.

 

12.- Celebration – Bailan: El cast de “Shaolin Soccer”

Esta escena musical es cortita, pero sorprendente en el mar de sorpresas que es esta maravillosa película.

 

11.- Twist and Shout – Canta Matthew Broderick (The Ferry Fueller’s day off)

Este muchacho que todo lo logra, obviamente logra hacer bailar no sólo a los músicos y bailarines, sino a todo transeúnte que va pasando en el momento por ahí, con coordinadas coreografías.

 

10.- Don’t stop me now – Baila: El cast de “Shaun of the dead”

Matar zombies al ritmo de “Don’t stop me now” de Queen… creo que es el sueño de muchos.

 

9.- Just Dropped in – Baila: The Dude (“The Big Lebowski”)

Podría no ser tan sorprendente por tratarse de un sueño…. pero el baile de el Dude, el Saddam Hussein de los bolos, más las bailarinas con sus trajes, y Julianne Moore y el traje de vikinga… simplemente genial.

 

8.- Banana Boat Song – Bailan: El cast de “Beetlejuice”

Muchos recuerdos colectivos tenemos con esta canción; algunos la asocian a un jingle del canal Megavisión, otros a esta escena de “Beetlejuice”. Ojo con el twerking en la mitad del baile.

 

7.-  Cuban Pete – Canta y Baila: Jim Carrey (“The Mask”)

Quizás muchos no conoceríamos esta canción si no fuera por esta escena que va un poco en la misma línea de la escena anterior de “Beetlejuice”. Parece que es común que cuando te agarra algún tipo de maldición te pongas a bailar y cantar un clásico caribeño de antaño.

 

6.- Say a little prayer – Canta: Rupert Eveverett (“La boda de mi mejor amigo”)

Lo confieso: sueño con generar una escena así en mi vida real. Y pareciera que no es tan difícil; sólo es cosa de tomar un clásico, ir a un restaurante bien lleno con una familia entusiasta y voilá ¿no?

 

5.- Every Sperm is Sacred – Canta y Baila: Monty Python

¿Qué mejor forma de transmitir el importantísimo mensaje de que cada espermio es sagrado, que cantando y bailando? Mejor aun si los cientos de hijos que tienes gracias a tu filosofía lo cantan contigo. Monty Python siempre vigente.

 

4.- You make my dreams come true – Baila: Joseph Gordon-Levitt (“500 Days of Summer”)

Y sí, el sexo hace maravillas en nuestra vida al punto de transformarla en un musical. Díganme que ustedes no se han imaginado bailando esta canción por las calles después de una grata experiencia.

 

3.- Age of Aquarius – Canta y Baila: Cast de “Virgen a los 40”

Y claro, si en “500 Days of Summer” la vida se transforma en un pequeño musical, imagínense lo que pasa después de esperar 40 años para probar de las maravillas del sexo. Bueno, aquí tienen el resultado:

 

2.- Wise up  – Canta: Cast de “Magnolia”

Si se fijan, todas las escenas anteriores corresponden a comedias, pero donde realmente nos llega a sorprender el uso del recurso musical es en un drama. Esta escena logra acentuar tantos sentimientos de forma poética e intensa que es imposible no darle esta posición en el ranking.

 

1.- Always look the bright side of the life – Canta y (casi) baila: Monty Python.

Cuando ya nada podía ir peor en la vida de Brian, era necesario que aparecieran otros crucificados a recordarle, como en un buen musical, que debe ser positivo, silbar y mirar el lado brillante de la vida. Y pese a las limitaciones, hay un pequeño baile con los pies. La mejor escena musical en una película no musical para mi gusto, y definitivamente la canción que quiero que toquen en mi funeral. La letra es pura sabiduría.

 

Sobre el autor

Pachi Araya

Caótica, melómana, cinéfila, glazómana, energética, esdrújula simpática.