Cinefilia

La Otra Nueva Ola Francesa.

 

Mucho se ha escrito, visto, criticado, teorizado y contra-teorizado acerca de la Nouvelle Vague francesa (mal traducida como “Nueva ola”), de lo mucho que ha influido en el cine mundial y de lo admirada (o incluso repudiada) que ha llegado a ser. Pero hace unos años apareció otra nueva ola de cine francés, quizás menos amigable de mirar pero no por eso menos impactante, me refiero a la Nueva Ola de Horror Francés. Este apelativo lo inventé yo mismo, sí… a veces puedo ser creativo, claro que no fue tan original, lo saqué de la NWOBHM, la sigla en inglés de la Nueva ola de heavy metal británico que son más que nada los herederos de Black Sabbath que…bueno, eso va para otra categoría de posts.

Lo concreto es que alrededor del 2000 comenzaron a aparecer algunas películas de horror hechas o producidas por franceses (no es intrínsecamente lo mismo) y que tienen varios denominadores comunes, tales como:

1.- Mujeres embarazadas o en estado vulnerable por su situación sentimental

2.- Torturas surtidas

3.- Sangre, mucha sangre

4.- La destrucción de la familia

5.- Una semana en particular.

6.- El miedo a la reimplantación del nazismo en Europa

7.- Giros argumentales .

 

Esta “semana en particular” antes mencionada es primordial, es la semana en que hubo una serie de revueltas en Francia, producto de la mala situación de los inmigrantes que eran principalmente turcos. Este descontento social llegó a su punto más álgido en noches de violencia extrema, saqueos, palizas, cientos de autos destruidos, etc.. sin duda una semana escabrosa para Francia y que se refleja en estas películas. Lo del nazismo surgió inmediatamente porque la respuesta a esta violencia fue un tiritón nacionalista que recorrió Europa y que a algunos les hizo recordar los años 30 en donde se alzaron candidatos que apelaron al populismo nacionalista y estuvieron muy cerca de llegar al gobierno.

Como es sabido, el cine al igual que todas las artes, es un reflejo de la sociedad en donde se produce, por eso el que esta coyuntura social haya influido el cine no es nada sorprendente, lo que si puede levantar algunas cejas de incredulidad es que sea tan patente dentro del horror. Tengo una teoría.

Aunque nos duela, el cine siempre ha sido una práctica artística elitista, debido a los costos inherentes que implica el producir una película, si bien estos han disminuido sistemáticamente con el correr de los años, sigue siendo una actividad en la cual es necesario muchos recursos, tanto humanos, artísticos y monetarios, que no facilita que esta actividad sea realizada por personas de los estratos sociales menos acomodados (hablando en un lenguaje políticamente correcto). Y otra cosa que es muy conocida es que las elites no siempre están en contacto con la sensibilidad popular y otra cosa a considerar es que el horror/terror es uno de los géneros cinematográficos más populares, tanto en la cantidad de películas producidas como por el público que asiste a verlas, entonces establecer el vínculo entre situación social actual y horror, pues no es tan difícil.

Para graficar esta teoría les presentaré 4 de estas películas, las que considero más representativas y las que más han influenciado al género del horror a posterior, si se aventuran a verlas les aseguro dos cosas, van a necesitar un estómago fuerte y no serán la misma persona después de verlas.

 

1.- HAUTE TENSION /Alta Tensión (2003)

Director: Alexandre Aja.

Un asesino sin rostro se ensaña con dos universitarias francesas y a todos quienes se crucen entre este asesino y su presa, con buenos momentos de tensión, recoge el tema manido del “slasher” y le agrega un par de giros argumentales interesantes. Esta película o la odias o la amas, no hay puntos medios. Cronológicamente esta película se hizo antes de “aquella semana” pero en cuanto a estilo y tema general sería la que inaugura este ciclo…además que su éxito local e internacional incentivó a los productores franceses a arriesgarse con el horror, permitiendo que se produjeran las siguientes películas.

 

2.- FRONTIÈRE(S) / Frontera(s) (2007)

Director: Xavier Gens

Una banda de criminales huyen de París con un botín en medio de los disturbios sociales y caen en las garras de una familia endogámica con tendencias neo-nazis. Entre ellos va una joven de origen musulmán que está embarazada y hará de todo para poder salir. Acá entramos en tierra derecha con todo lo de la lista inicial, a ratos la parte de la tortura es insoportable, la sensación de suciedad extrema impregna hasta el último segundo de metraje y el pesimismo es latente en todos lados. Para gente poco impresionable, con buen ritmo, harta acción, demasiada violencia y un estilo visual novedoso.

 

3.- A L´INTÉRIEUR / Al Interior (2007)

Directores: Alexandre Bustillo, Julien Maury

Esta es la que considero la mejor de todas, es una película que es difícil de describir. Una mujer embarazada enviuda trágicamente y a punto de dar a luz está sola en su casa, ahí es acechada por otra mujer muy misteriosa en la noche más violenta de los disturbios de París. Esta película es violenta, sangrienta, perturbadora y eso lo logra con una impresionante fotografía y un guión de la puta madre (disculpen mi francés), desde el principio adivinamos que esto no va a tener un final feliz y todos los elementos calzan como legos ordenaditos en un juego de gato y ratón con mucho suspenso. No recomendable para mujeres embarazadas (lo digo en serio y no como mero ardid publicitario) ni personas sensibles, es un golpe en el estómago de 82 minutos (75 si ven la versión cortada “amistosamente”) que los va a dejar sin apetito por varios días porque el gore que lleva es…un peldaño más arriba a lo visto antes.

4.- MARTYRS / Mártires (2008)

Director: Pascal Laugier

Esta película toma todos los elementos estilísticos en la lista anterior y les da un giro muy inusual, pero no por eso menos perturbador ni de baja calidad. Lo que tenemos acá son dos películas en una, la primera mitad es un thriller de horror perfectamente presentado en que unas jovencitas entran a una casa con el fin de aniquilar a toda la familia que ahí vive porque según una de ellas, la tuvieron secuestrada y la sometieron a torturas por mucho tiempo y luego toda esa historia da un giro insospechado hacia un lado místico, sádico que es mucho más atroz que todo lo que hemos visto antes, debe tener el final más desconcertante que haya visto en años.

 

Sobre el autor

Rodrigo Muñoz Cazaux

Guionista y productor en rehabilitación
Probable profesor, posible procastinador, prematuramente perpetuador de pautas principalmente parasitarias
Escribe, habla y baila un poco