Cinefilia

Películas no aptas para claustrofóbicos

El miedo a estar encerrado está dentro de cada ser humano, sentimos temor a no poder ir a ningún lugar, tenemos la necesidad de saber que podemos ir hacia allá afuera, al otro lado de la pared. En el Cine se ha experimentado en varias ocasiones utilizando este miedo, aunque con resultados dispares.

Acá entregamos una lista sobre películas claustrofóbicas, no son necesariamente películas que tratan de gente encerrada, donde la lista es gigante, sino que de películas que tienen una atmósfera claustrofóbica y que la mayoría de las veces ayudan a entender de manera más interna el dilema de no poder escapar; y aunque si muchas de los filmes seleccionados tratan sobre gente que no puede escapar de un lugar físico, hay muchas otras con tintes más sicológicos.

Debido a este criterio no hallarán en esta lista películas  como “The maze runner“, “Key Largo“, “El ángel exterminador“, “Wait until dark“, “The collector” o “La habitación del pánico“, pues creemos que el hecho de estar encerrado no es suficiente, sino que además debe existir este componente cinematográfico de angustia y delirio, creado en base al uso de los encuadres, de la luz, del montaje y de la música.

Luego de esta extensa, pero necesaria aclaración, acá va una cuidada lista de buenas películas claustrofóbicas en orden cronológico.

 

01.- “Le procès” (1962) de Orson Welles

A partir de la novela de Franz Kafka donde el absurdo, la justicia y la jerarquía burocrática se vuelven infinitas, Orson Welles recrea de manera brillante esta sensación de nunca acabar, de verse atrapado en un lío que no tiene principio ni fin. Con mucho plano contrapicado y uso de sombras, El Proceso es una obra que nos llena de vacío, sabemos que estamos dentro de una jaula invisible, aunque nunca supimos por donde entramos y menos sabremos cual es la salida.

02.- “The birds” (1963) de Alfred Hitchcock

Una película que inauguró todo un subgénero del terror como es el de los animales vs humanos. Algo tan aparentemente inofensivo como un pájaro se vuelve la peor pesadilla en el pequeño pueblo de Bodega Bay. No hay explicación para los extraños sucesos que ocurren y este es el mayor miedo que explota la película, siendo el hogar el último refugio. Los colores usados en tonos débiles se ven violentados cuando aparece la sangre, el montaje se acelera con los pájaros en contraste de la calma inicial. La rebelión de la naturaleza sin razón aparente nos deja inmóviles, presos, débiles. Un clásico.

 

03. – “Mujer en las dunas” [Suna no onna] (1964) de Hiroshi Teshigahara

Poco conocido es este trabajo japonés que trata sobre un hombre que se queda una noche en un pueblo a dormir en la casa de una mujer, de a poco nota que está atrapado, pues la casa está rodeada de arena y es imposible salir, por más que trata y trata de arrancar. Esta curiosa historia logra que nos involucremos y compadezcamos al protagonista por lo absurdo y terrible de la situación. Uno se sacude a cada rato porque lo único que vemos es arena, sólo queremos salir de ahí y no podemos. La música además enrarece todo. Una pesadilla de arena.

04.- “Repulsion” (1965) de Roman Polanski

La obsesión del director polaco por la sordidez escondida en el ser humano se refleja en gran parte de sus obras. Aquí vemos a Catherine Deneuve ser cautiva de sus propios miedos, entre ellos la sexualidad, y todo eso se refleja en su hogar, el cual se va descomponiendo poco a poco con ella adentro. El blanco y negro y la cámara siempre al acecho hacen de esta película uan experiencia aterradora sicológicamente.

 

05.- “The Poseidon Adventure” (1972) de Ronald Neame

En los 70’s las películas de desastres se hicieron habituales, logrando buenos resultados en taquilla y algunos trabajos destacables, uno de los primeros es esta historia del volcamiento de un barco donde algunos pasajeros comandados por Gene Hackman buscan la salvación mientras el agua se mete por todos lados. Buen desarrollo de personajes y una analogía bíblica, además de los efectos especiales, muy logrados para la época hacen insoportable las secuencias de escape bajo el agua.

 

06.- “Midnight Express” (1978) de Alan Parker

La historia real de Billy Hayes, un tipo quien quedó preso en Turquía y fue condenado a perpetua por tráfico de drogas. El film cabe dentro de las películas carcelarias, pero la atmósfera húmeda y oscura, genera nuestro apoyo incondicional a protagonista para que se arranque de este infierno eterno. Densa y humana, un clásico de Alan Parker que luego haría The Wall.

 

07.- “Alien” (1979) de Ridley Scott

Como dice el trailer, “en el Espacio nadie puede oir tu grito”  y eso es lo más aterrador de una de las mejores obras de ciencia ficción de todos los tiempos. La aparente calma va paulatinamente mutando y, al igual que el Alien, una tensión aterradora va creciendo, el uso del sonido, las persecuciones, el arte ya patentado del monstruo y su universo nos hacen sudar las manos, alentar a la Sargento Ripley y querer que se acabe la película de una vez por todas. Infartante y claustrofóbica, todo en una nave. Afuera la nada y el exterminio.

 

08.- “El submarino” [Das boot] (1981) de Wolfgang Petersen

Es la segunda guerra mundial y estamos dentro de un submarino, el pulso del radar nos afixia, un encierro bidimensional. Sube la presión, un misil avanza, la guerra afuera empieza a dar lo mismo. Tal vez la más claustrofóbica de la lista, horas bajo el agua y sólo escuchas el tut.. tut.. tut..tut. Imperdible.

 

09.- “Tras el cristal” (1986) de Augusti Villaronga

Film español de culto. Un nazi enchufado a un pulmón artificial, un joven atraído por la fascinación del mal. La atmósfera nos mantiene en suspenso, tonos azulados, neblina, movimientos sutiles de cámara nos mantienen atados al ritmo del pulmón artificial. Sórdida hasta las ganas de huír sin poder hacerlo.

 

10.- “Cube” (1997) de Vincenzo Natali

No sabemos el porqué, sólo sabemos que estamos encerrados y hay que escapar, de un cubo a otro. Ópera prima que se hizo famosa en todo el mundo. Salir de una celda para entrar en otra. ¿Metáfora de la vida, experimentos alienígenas o sólo un divertimento de Dios? Escapar a no sé donde.

11.- “Pi” (1998) de Darren Aronofsky

El primer trabajo del ahora connotado director norteamericano se desarrollaba en un blanco y negro opresivo y un montaje a ratos acelerado, expresaba muy bien la paranoia del protagonista. Su pieza que sólo daba espacio a su computador se siente del mismo porte que la ciudad. Gran trabajo donde no se puede escapar ni de Dios, ni de las matemáticas, ni de  la bolsa de comercio, ni de uno mismo.

 

12.- “The others” (2001) de  Alejandro Amenábar

El español vuelve a dejarnos de una pieza con este excelente thriller, a lo Hitchcock, un gran guión y puesta en escena y una Nicole Kidman que estaba en su etapa dorada. Niños que no pueden quedar expuestos a la luz debido a una rara enfermedad son la mejor excusa para mantener a esta mujer con sus hijos encerrados a oscuras en su casa donde al parecer hay intrusos, pues existen otros que no podemos ver. Genial.

 

13.- “Spider” (2002) de David Cronemberg

Lamentablemente una desconocida película de Cronemberg, con un Ralph Fiennes notable como siempre. Símbolos ininteligibles se van de  apco desmadejando para comprender los traumas del protagonista; kafkiana, oscura, sutil. Sicológicamente encerrada, angulosa, terrible.

14.- “The machinist” (2004) de Brad Anderson

Una atmósfera enrarecida, con un muy buen uso de colores le dan un tono onírico, sin saber bien cual es la realidad. Un interesante guión y un Christian Bale de 45 Kg. No poder escapar de tu historia, ni del parque de diversiones.

15.- “The descent” (2005) de Neil Marshall

Una de las buenas películas de suspenso de este siglo, pasada por alto, subvalorada, parecía ser del montón, pero contiene muchas escenas logradas en el género. Seis amigas perdidas en una caverna donde sólo vemos las luces de sus cascos. Pa’ cagarse de miedo cuando empiezan a aparecer ruidos extraños y figuras que corren en la oscuridad.

16.- “Lebanon” (2009) de Samuel Maoz

Similar historia a El Submarino, pero esta vez en un tanque en el Líbano a principio de los ’80s. Todo ocurre dentro del tanque a estos soldados que piensan sobre la vida, la muerte, la guerra.

17.- “Buried” (2010) de Rodrigo Cortés

Un actor, una locación y un celular le bastaron a Cortés para hacer una película correcta, entretenida y a ratos angustiante. Un hombre despierta en un cajón (ataúd) y comienza a llamar para que lo rescaten, aunque no sabe donde está enterrado. La peor pesadilla de Edgar Allan Poe.

 

 Bonus Track

Sin comentarios, sólo véanlos

– “Grave danger” capítulo especial de CSI dirigido por Quentin Tarantino (2005)

 

– “Child’s play“, capítulo 12 de la serie “Hammer House of Mystery and Suspense” (1984) dirigido por Val Guest

 

 

Sobre el autor

Butaca Martínez

Cinéfilo sin escapatoria, guionista inencontrable, cronista de tiempo vivo, glazómano compulsivo, recolector y distribuidor de ideas, atento al acontecer del mundo existente entre la feria y el paradero de la micro.